El Deporte: derecho del pueblo

Florida, como el resto de los municipios del país  heredó del capitalismo un deficiente y minoritario desarrollo de la práctica del deporte como derecho del pueblo, una notable ausencia de preparación en las escuelas, carencias de campos deportivos y una participación que solo alcanzaban algunos.

El 23 de Febrero de 1961, se creó el Instituto Nacional de Deporte y Recreación en Cuba, como uno de logros fundamentales de la Revolución Cubana.  Con él surgieron nuevos planes y programas, para la creación de áreas de participación, y se organizaron competencias por deportes, desde la base hasta los niveles provincial y nacional.

A 51 años de aquel acontecimiento, en Florida, la práctica del deporte es algo indispensable y cotidiano, cientos de niños, adolescentes, jóvenes, embarazadas, impedidos físicos y adultos mayores, tienen en sus manos la posibilidad de contar con profesores, técnicos y entrenadores que dedican su labor a combinar amor con ternura para hacer de los ejercicios una opción sana de emplear el tiempo libre.

La historia deportiva nacional, cuenta con varias glorias de esta comarca, como Sidney Grand, Adolfo Pérez Terri, Vicente Quintana, Orestes Pérez y Oscar Fombona del Risco, por citar algunos, a quienes relevan los campeones panamericanos  Yunior Estrada, Pedro Isaac y otros atletas destacados  Michel Batista, Alain Olivera, Leidis Okendo, Alexander Cazal, Guillermo Pía y Daniel Carbonell, entre otros.

Hoy disciplinas como la lucha libre, la grecorromana, el béisbol y el baloncesto también inscriben a Florida entre los municipios con mayor aporte de lo más preciado de sus hijos a las páginas gloriosas del bregar histórico del INDER en Cuba, durante estos 51 años.

A pesar de las carencias de implementos deportivos y otros elementos constructivos para perfeccionar las condiciones de las diferentes áreas de práctica deportivas, como consecuencia del férreo bloqueo yanqui y de las constantes provocaciones del imperio, aquí los niños, desde edades tempranas, hasta los más longevos, tienen la posibilidad de disfrutar del programa “Educa a tu hijo”, un campeonato de pelota y un amigable juego de ajedrez o dominó, en un círculo de abuelos.

En esta tierra agramontina, se cumple con ímpetu el ferviente llamado de Fidel aquel 23 de febrero de 1961, de promover la práctica popular del deporte  bajo el principio de que el «Deporte es un derecho del Pueblo».

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: